Cómo disminuir la brecha de género en tu organización

author
Jens Thobo-Carlsen
Chief Commercial Officer en Betterfly I Soy un profesional con más de 15 años de experiencia y resultados comprobados en ingresos, generación de crecimiento y creación única de estrategias de monetización a través de la tecnología y las relaciones".
Cómo disminuir la brecha de género en tu organización

Índice

Guía Gratuita
Cómo construir una cultura innovadora centrada en tu equipo
Descargar

La brecha de género es una de las problemáticas que más afecta el entorno laboral. Según la CEPAL, en América Latina esta disparidad se manifiesta principalmente en los salarios, la calidad del empleo y la menor participación de las mujeres en áreas de innovación.

Al mismo tiempo, incluso cuando estudios a nivel global demuestran que las mujeres en posiciones gerenciales generan un 47% más de ganancias, tan solo el 14% de los cargos directivos están ocupados por ellas. Además, durante 2020 y 2021, esta brecha aumentó en un 27 %.

Estos datos demuestran que, si bien los derechos de las mujeres han ido ganando espacios significativos en las sociedades, en el ámbito empresarial aún hay mucho trabajo por hacer y los líderes tienen en su alcance el poder de ayudar a disminuir paulatinamente la brecha de género al interior de las compañías.

Con esto en mente, hemos redactado el presente artículo con 8 iniciativas que, además de promover la inclusión de género, harán a tu organización más humana y productiva.

Enfocar los procesos de reclutamiento y selección en la diversidad

En el momento de seleccionar nuevos talentos, elimina los sesgos internos diseñando ofertas de empleo que sean inclusivas y precisas, con el objetivo de atraer aspirantes en condiciones de igualdad de género.

Otro aspecto importante en este sentido es cuidar cada detalle en las entrevistas para que sean equitativas y justas. Una buena idea para evitar el sesgo es realizar procesos de selección a ciegas, que permitan evitar que el equipo de reclutamiento tenga acceso a información personal de los aspirantes que pueda condicionar su evaluación.

Mismo trabajo, misma remuneración

Según la Organización Internacional del Trabajo (OIT), las mujeres tienden a ocupar posiciones laborales en condiciones vulnerables y de baja calidad, mientras que estudios señalan que en Latinoamérica las mujeres ganan un 22% menos que los hombres.

En este sentido, un primer paso para disminuir la brecha de género en tu organización, es aplicar el principio de equidad “igual remuneración por el mismo trabajo”, independientemente del género

Además de ser una medida sencilla para avanzar en el tema de la equidad, se trata de una excelente estrategia para atraer y fidelizar al mejor talento humano y potenciar la buena imagen de la compañía.

Nueva llamada a la acción

Ofrecer beneficios de apoyo y flexibilidad a la fuerza laboral

Este tipo de beneficios promueven la productividad saludable, la conciliación entre la vida familiar y laboral. Además, ayudan a manejar la fatiga laboral y el estrés, dos consecuencias de salud contraproducentes y más recurrentes en las mujeres, al tener que cumplir rígidas jornadas de trabajo y a la vez encargarse - tradicionalmente - de las tareas del hogar.

Entre las acciones que se pueden adoptarse en este sentido encontramos:

  • Dedicación horaria flexible para conciliar la vida familiar y laboral.
  • Establecimiento de un programa de acompañamiento de salud mental para ayudar a manejar la fatiga y el estrés.
  • Contratación de un seguro de vida y de enfermedad.
  • Creación de un plan de pensiones.
  • Asesoramiento financiero.
  • Desarrollo de un programa de bienestar o wellness con incentivos para una vida saludable.

Crear un programa de formación en diversidad e inclusión 

La capacitación en materia de igualdad de género debe ser un proceso continuo de transformación, cuyo objetivo sea brindar herramientas, técnicas y conocimiento para promover cambios de comportamientos y actitudes. Implica un proceso de largo plazo que requiere del compromiso y la voluntad, tanto de los líderes como de los colaboradores, para diseñar y poner en práctica políticas que promuevan la equidad de género.

En este sentido, la capacitación, empoderamiento y concientización en materia de equidad a través de talleres vivenciales, charlas y foros, entre otros, conforman una potente herramienta para llevar adelante la transformación colectiva e individual hacia la igualdad de género en la organización.

Eliminar el sesgo contra las madres

Existen algunos mitos sobre las madres o las mujeres que están en edad para serlo, que generan un importante sesgo en la contratación laboral. El primero de ellos es que, cuando una mujer es madre, estará menos comprometida con su trabajo.

Pero la realidad, según estudios de la Fundación Adecco, es que precisamente por tener hijos, las colaboradoras desarrollarán un mayor compromiso con la organización para no perder su empleo y tener mayor estabilidad, pues de ello depende el sustento de sus hijos.

Otra creencia sobre la contratación de mujeres-madres es que se acogerán a una jornada reducida y, por lo tanto, tendrán una menor rentabilidad. En este sentido, es valioso recordar que la conciliación fomenta la relación calidad-tiempo y la eficacia, mientras que las jornadas extensas suelen conllevar a desmotivación, tiempo muerto y desánimo.

Diseñar un protocolo contra la violencia de género y el acoso laboral

Es importante que este documento tenga como objetivo promover espacios laborales libres de discriminación, acoso y violencia por motivos de género, a través de acciones de prevención, orientación, abordaje, asesoría y actuaciones administrativas en los casos que corresponda.

Flexibilizar el teletrabajo

Al convertirse en madres, muchas mujeres abandonan su carrera profesional por la dificultad de conciliar la jornada laboral con los cuidados de los hijos. Una buena alternativa para mantener y fidelizar a esos talentos, contribuyendo además a disminuir la brecha de género en la organización, es promover y facilitar el teletrabajo, bien sea de forma parcial o al 100 %.

Facilitar el acceso a guarderías

Otra alternativa para fomentar la satisfacción las madres dentro de la plantilla y ayudarlas con el cuidado de los hijos es ofrecer el servicio de guardería, bien sea dentro de las instalaciones de la organización o a través de un sistema de outsourcing en zonas cercanas a la compañía.

Entonces, ¿cómo podemos contribuir para cerrar la brecha de género?

Si bien es cierto que la razón principal para cerrar la brecha de género en las organizaciones debe ser la equidad, existen también motivos de eficiencia y crecimiento económico respaldados por estudios recientes.

La igualdad de oportunidades laborales para las mujeres es sin duda un importante paso para el desarrollo de la sociedad y también un buen negocio para las compañías. Entre las acciones que pueden emprenderse para disminuir la brecha de género en la organización se encuentran:

  • Enfocar los procesos de reclutamiento y selección en la equidad.
  • Adoptar una política salarial equitativa.
  • Ofrecer a la fuerza laboral beneficios de apoyo y flexibilidad.
  • Diseñar un protocolo contra la violencia de género y el acoso laboral.
  • Crear un programa de formación en equidad de género.
  • Facilitar guarderías y, de ser posible, el trabajo remoto.
  • Eliminar el sesgo contra las madres en el proceso de selección de talentos.

¡Llegamos al final! 

Si deseas obtener más información sobre este y otros temas de recursos humanos, inclusión y diversidad laboral, ¡te invitamos a conocer el Efecto Betterfly

-----------

Última actualización el 12 de enero del 2023
Suscríbete a nuestro Newsletter

El rol de RR.HH. está evolucionando, al igual que las habilidades que los profesionales de esta área necesitan para ser efectivos y ayudar a las organizaciones a transformarse y tener éxito.

Post relacionados