Estrategias de bienestar: una nueva perspectiva sobre el ROI

author
Jaiden Martínez
Head of Content & SEO en Betterfly I Ayudo a las organizaciones a construir espacios de trabajos que sus colaboradores amen y valoren.
Estrategias de bienestar: una nueva perspectiva sobre el ROI

Índice

Descarga gratuita
Reporte Bienestar 2022: ¿Qué está pasando en el trabajo?
Descargar

Hasta hace poco tiempo, ofrecer buenos salarios y planes de carrera eran medidas suficientes para promover el compromiso del plantel. Sin embargo, el panorama ha cambiado requiriendo que las organizaciones adopten estrategias de bienestar y salud que fomenten la motivación de los colaboradores y, por ende, contribuyan para el aumento del ROI corporativo.

Según la investigación de Deloitte, Tendencias Globales en Capital Humano 2021, diseñar el trabajo para el bienestar de modo que se establezca un equilibrio entre la vida personal y el trabajo constituye una de las cinco estrategias de recursos humanos más importantes y rentables de los últimos tiempos.

Como fomentan la satisfacción en el trabajo, los programas de bienestar son esenciales para asegurar un buen nivel de productividad, de rendimiento y de resultados financieros principalmente en materia de retorno de inversión o ROI.

Pero, en definitiva, ¿cuál es la correlación entre estos puntos? Acompáñanos para explorarlo a profundidad.

¿En qué consisten las estrategias de bienestar?

Las estrategias de bienestar consisten en un conjunto de acciones y prácticas cuyo principal objetivo es asegurar que los colaboradores se sientan bien, presenten muy buena salud y, sobre todo, gocen de un alto nivel de calidad de vida durante su ciclo en la organización.

Un programa de bienestar coordina acciones con el objetivo de promover la salud y la felicidad entre los colaboradores mediante la adopción de nuevos hábitos positivos. Por lo cual, promueve un comportamiento y un estilo de vida más saludable dentro y fuera de la organización.

Para que una estrategia de bienestar cause un muy buen impacto, el área de recursos humanos debe:

  • Ayudar a los colaboradores a identificar riesgos potenciales a su salud.
  • Educar a las personas sobre los riesgos inherentes a conductas y comportamientos negligentes y/o negativos como dieta pobre de nutrientes, sedentarismo y obesidad.
  • Incentivar a los colaboradores a cambiar su estilo de vida mediante la realización de ejercicios, buena alimentación y el monitoreo de su condición de salud.

Por lo tanto, el principal objetivo de un programa de bienestar debe ser la prevención desarrollando actividades que impulsen a las personas a dedicarse y mejorar sus hábitos personales.

Este tipo de programas ha cobrado vital importancia en los últimos años, debido a que el perfil de los profesionales ha cambiado. Tanto es así que, cada vez más personas deciden su futuro laboral considerando los paquetes de beneficios de las organizaciones.

Entre los componentes más relevantes, encontramos las estrategias de bienestar. En especial, si tenemos en cuenta que una investigación de Fellowes detectó que el 67 % de los puestos de trabajo generan alguna especie de dolencia en los colaboradores.

Ante este resultado, queda claro que estructurar estrategias de bienestar, más que un diferencial, se posiciona como una medida clave de resistencia y de actividad en el mercado.

¿Cuáles son los beneficios de las estrategias de bienestar en el lugar de trabajo?

La pandemia de Covid-19 acrecentó la preocupación acerca de la salud mental y física en el lugar de trabajo. Por lo cual, descuidar estos aspectos puede poner en riesgo el mantenimiento de los mejores talentos en el plantel, así como la continuidad de tu negocio. 

En ese sentido, invertir en estrategias de bienestar surge como una gran oportunidad para las organizaciones que quieren estar a la altura de las nuevas demandas de los trabajadores, al mismo tiempo que aprovechan importantes beneficios:

Reducción de la incidencia de enfermedades laborales

La concientización acerca de la necesidad de adoptar buenos hábitos y la accesibilidad a herramientas que permitan elevar la calidad de vida inciden de forma directa en la salud y en el bienestar de los colaboradores.

La reducción de las enfermedades laborales como el agotamiento y el estrés es el resultado de un entorno más ameno y de la promoción de prácticas saludables como meditación, estiramiento, una pausa en las actividades para relajarse y ajustes en la postura.

Incremento de la productividad

Cuando el profesional se siente saludable, tiende a aumentar su capacidad de generar valor para la organización, pues los atributos que inciden en su buen desempeño como esfuerzo, concentración y disposición se encuentran estrechamente vinculados a su salud física y mental.

Minimización del turnover

Las estrategias de bienestar se añaden al conjunto de beneficios que la compañía ofrece a sus colaboradores. En consecuencia, se convierten en un aspecto clave para estimular o reprimir la postulación de un talento a un determinado puesto. 

Incluso, la estructuración de un sólido programa de beneficios favorece la fidelización del talento, evitando una elevada rotación tanto voluntaria como involuntaria, situaciones que afectan la productividad y la eficiencia operativa del negocio.

Aumento de la motivación y del compromiso

A medida que la compañía demuestra consideración por los colaboradores, estos se sienten cada vez más pertenecientes y valorados. Por consiguiente, suelen comprometerse más con sus funciones, con los procesos y con los resultados corporativos.

Paulatinamente, la organización logra que sus colaboradores se comporten como promotores o defensores difundiendo las buenas condiciones laborales, hecho que le permite alcanzar mejores posiciones en el mercado. Y, sobre todo, construir o consolidar su imagen como marca empleadora.

¿Cuál es el impacto de estas estrategias en el ROI corporativo?

A pesar de reducir los costos derivados de los tratamientos médicos, de las licencias y de la rotación, es importante señalar que las estrategias de bienestar no deben ponerse en marcha con el afán de reducir las primas de seguro.

Este objetivo es demasiado esquivo, por lo cual, es recomendable que las organizaciones estructuren sus programas de bienestar enfocando hacia objetivos más robustos y que puedan, de hecho, promover un ROI más elevado.

Si bien la atención médica tanto presencial como en línea debe ser un punto relevante en tu estrategia, la promoción de la salud y del bienestar también debe vincularse a la adopción de buenos hábitos como implementar una dieta sana, practicar ejercicios físicos y dormir bien.

Aunque medir el retorno de las estrategias de bienestar no es sencillo, lo cierto es que aplicarlas impacta de manera indirecta sobre las organizaciones. En ese sentido, al abordar la salud y la calidad de vida de los colaboradores como una estrategia comercial, las organizaciones pueden incrementar su ROI de diferentes maneras como:

  • Minimizando la rotación y, por ende, fidelizando los mejores talentos.
  • Promoviendo el compromiso de los colaboradores, pues al incrementar su bienestar las personas suelen disfrutar más de su trabajo y entregar mejores resultados.
  • Optimizando el servicio al cliente y, por ende, la repetición de negocios, al ofrecer una excelente experiencia de cliente en virtud de la buena disposición y motivación de los colaboradores.

Por lo tanto, invertir en componentes innovadores y relevantes para las estrategias de bienestar aporta un retorno de inversión bastante atractivo bajo diferentes esferas, confluyendo así en un poderoso diferencial frente a la competencia en materia de productividad, fidelización del plantel, resultados comerciales y rentabilidad.Nueva llamada a la acción

Impulsa el bienestar de tus colaboradores

Las estrategias de bienestar se han convertido en una parte esencial de cualquier política de beneficios, principalmente porque el fomento a la salud aumenta la motivación en el trabajo, minimiza la tasa de ausentismo y la de rotación.

Al estructurar programas de primer nivel, añadiendo componentes relevantes y atractivos ante la perspectiva de los colaboradores, la compañía logra:

  • Potenciar el compromiso de las personas con su trabajo, pues se sienten más cómodas, pertenecientes y valoradas.
  • Reducir los gastos derivados de la contratación de nuevos colaboradores, de los pagos de indemnizaciones y del mantenimiento de personal inactivo.
  • Incrementar su ROI considerando diferentes medidas, inclusive, en términos comerciales y de experiencia del cliente.

Si quieres conocer más sobre los mejores componentes para añadir, y así, enriquecer tu política de beneficios, ¡suscríbete al newsletter para acceder a nuestros artículos sobre el tema tan pronto como se publiquen en nuestro blog!

--------

 

Última actualización el 6 de enero del 2023
Suscríbete a nuestro Newsletter

El rol de RR.HH. está evolucionando, al igual que las habilidades que los profesionales de esta área necesitan para ser efectivos y ayudar a las organizaciones a transformarse y tener éxito.

Post relacionados